Granada por una Nueva Cultura del Territorio

Un 0,8% de los granadinos acapara más de un tercio de la riqueza provincial

Mientras un 27,4% de la población activa de Granada vive el drama del paro

Domingo 7 de febrero de 2010 por Correos de la Vega

En esta primera entrega del artículo Desacoplamiento de Fernando Alcalde, el autor nos habla de paro, desigualdades, problemáticas sociales y de despilfarro ambiental que nos ha hecho consumir por encima de lo que Granada y el planeta son capaces de soportar.

Navegación rápida

Fernando Alcalde, en su artículo titulado Desacoplamiento , hace una análisis sobre la situación actual de Granada y Andalucía y asegura después que hace falta cambiar la sociedad; no basta con reorientar el modelo. Nos habla posteriormente de una transición que nos conduciría a ese otro modelo, para ello ofrece un catálogo de líneas de actuación para la transición en la triple crisis. Para terminar diseña tres propuestas de cambio en materia energética. Os avanzamos; merece la pena leerlo.

Como el mencionado artículo es bastante largo, lo hemos dividido en capítulos para hacer más digerible su lectura. El consumismo informativo que nos invade nos hace idear estrategias para que lo que enviamos no siempre vaya directamente a la papelera de reciclaje.

Desacoplamiento -1-

Fernando Alcalde Rodríguez

IULV-CA Asamblea Local de Motril

Publicado en Correos de la Vega. 7 de febrero 2010. Nº 379

Datos, datos, datos.

Resulta una obviedad, hoy, desbrozar las causas de la crisis de empleo que padecemos. Se sintetizan en una aunque sus vectores sean algunos más: la confianza dogmática en un sistema de crecimiento infinito en un mundo finito, en el que la acumulación asimétrica de riqueza crece sin cesar a costa de esquilmar ineficientemente los recursos y en el que se ha impuesto la percepción de que, en algún momento, todos seremos más ricos. En este contexto muere la lucha de clases y la esperanza emancipatoria colectiva, pues no existe conciencia de clase, sustituida por el individualismo predador que destruye la búsqueda de la solidaridad y la justicia. Un sistema desigual que ignora y explota para este fin lo que ya anunció Marx “las dos fuentes de donde brota toda riqueza: la tierra y el trabajador”. Los vectores de la crisis son más, sumandos en cada territorio: la crisis financiera global, la crisis de deuda externa nacional, la crisis del sector inmobiliario de las zonas urbanas y litorales y la crisis del vacío estructural de la economías granadina y andaluza, periferias de las periferias.

Veamos cual es la situación en Granada y Andalucía.

En lo económico, Granada hoy presenta una tasa de desempleo del 27,4%,(final 2009) dos puntos superior a la media andaluza y diez puntos por encima de la media nacional; Motril, supera el 30%. Esto no es inconveniente para que algo menos de 8000 personas, el 0,8% de la población granadina, acapare mas de un tercio de la riqueza provincial, 4720 millones de €, según datos del BBVA. Es decir, 63,5 veces la riqueza media del resto de la población. El PIB provincial es el 65% de la media nacional, a la cola de España, por tanto, a la cola de Europa. El 10% de su población dispone de unos ingresos anuales que superan la suma del 40%. Mas del 54% de su población esta endeudada y el 43% de ella llega a final de mes con dificultades. Casi la mitad de los hogares de la Costa de Granada ingresa menos de 1200 € mensuales.

En lo social, el IDH (índice de desarrollo humano) de Granada, que mide la calidad de vida de los ciudadanos conjugando valores de PIB, esperanza de vida al nacer y nivel formativo, era antes de la crisis financiera del 0,897 (el limite de aceptabilidad está situado en el 0,8) a la par de países como Portugal. En la sociedad del conocimiento, la mitad de la población de la Costa granadina tiene como nivel máximo educativo el 2º grado, y solo el 20% ha alcanzado el 3º grado. El desempleo sobre población activa en la provincia es 6 puntos mayor en la mujer que en el hombre. La presencia de mujeres en puestos clave es del 17%. Andalucía es además, la comunidad autónoma con menor esperanza de vida al nacer, un año y medio menos que la media estatal (80,90) y casi tres años menos de vida que las comunidades más ricas que son las que tiene también la mayor esperanza de vida ( Navarra, País Vasco y Madrid). Una situación que viene definida tanto por la calidad de la vida socio-laboral como por la calidad ambiental, influida por la toxicidad de la actividad económica andaluza. No es una casualidad que Huelva, Cádiz y Sevilla tengan los índices más altos de mortalidad de España, ni que la costa de Granada tenga una alta incidencia de afecciones ligadas a los disruptores endocrinos y a los cánceres de vías respiratorias.

En el ámbito ambiental la cosa no mejora. La ciudad de Granada incremento su población entre 2001 y 2007 un 2,2%, mientras que el suelo ocupado lo hizo casi 7 veces más ( 13,81%), de acuerdo con la media nacional. El principal indicador, la huella ecológica, que mide la superficie de planeta que cada uno de nosotros necesita para cubrir nuestras demandas y procesar nuestros residuos, se sitúa en 3,59 hectáreas per capita, el doble de la disponibilidad mundial. Los habitantes de la capital necesitan 38,7 veces su territorio para mantener su nivel de consumo. Esto es, si todos los habitantes del planeta consumieran como los granadinos necesitaríamos el equivalente a dos planetas Tierra. Expliquémoslo a los 1400 millones de chinos y chinas y 1200 millones de indios e indias que aspiran a vivir como nosotros.

Próxima entrega: Desacoplamiento -2-. Cambiar la sociedad no es reorientar el modelo.


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2315997

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Temáticas  Seguir la vida del sitio Social   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License