Granada por una Nueva Cultura del Territorio

Ecologistas en Acción otorga Las Banderas Negras en las Playas de Granada

Martes 8 de junio de 2010 por Ecologistas en Acción.

El abandono que sufre el litoral granadino en cuanto a limpieza, conservación, respeto al medio ambiente y urbanismo desastroso, hace que un año más concedamos estos distintivos negativos a aquellas zonas que hemos visto peor a lo largo de los últimos meses.

Para las banderas negras hemos considerado diversos factores negativos que concurran en una misma playa (limpieza, paisaje, urbanismo, invernaderos, residuos o desaparición de la playa) y hemos dejado la calificación de punto negro para aquellos lugares puntuales donde el litoral se encuentra mal por alguna causa de las ya expresadas.

Es importante resaltar que no es solamente la calidad de las aguas el criterio que hemos seguido a la hora de otorgar "Banderas Negras", sino que también hemos tenido muy en cuenta las agresiones urbanísticas, que provocan impactos ecológicos y paisajísticos que pueden ser irreversibles o los movimientos de tierras para la instalación de invernaderos que destrozan el paisaje y ocupan las playas, con la posterior contaminación que provocan.

Este año 2010 podemos informar lo siguiente:

Desde el límite de la la provincia de Almería hasta la Rábita, el estercolero que suponía toda la orilla del mar (inundado por miles de envases de fitosanitarios y otros desechos de la agricultura bajo plástico) ha sido limpiado a medias debido a las continuas denuncias y a la intervención de la Fiscalía. Esta limpieza por el contrario ha supuesto la quema, sobre el terreno -la orilla del mar- de estos residuos tóxicos, para mayor gloria de la contaminación atmosférica.

Como la ocupación el dominio público continúa por parte de los invernaderos, se sigue otorgando Bandera Negra a estas playas.

En los Yesos, punto negro, ya que se sigue construyendo casi sobre el agua, pese a las “intenciones” de Costas de expropiar estos terrenos para incorporalos al Dominio Público Marítimo Terrestre.

Castillo de Baños. Punto negro, ya que el camping se come la servidumbre de tránsito e impide el paso. La Dirección Provincial de Costas no sabe, no contesta. Estará muy ocupada en eliminar los “espetos” de sardinas de las playas, muy peligrosos para el medio ambiente.

La Playa de Carchuna sigue dejada de cualquier cuidado. El máximo es pasar las máquinas para remover la arena y cargarse toda una serie de vegetación autóctona de playa, que Costas decía proteger. Incluso han destruido una isleta de plantas halofitas que Costas había puesto a requerimiento nuestro. Los aparcamientos sobre la arena, como siempre: a gusto del que llega. Punto Negro.

Se ha construido un muro ilegal en la playa de la Joya y no se puede pasar desde el faro del cabo Sacatrif hacia el oeste, por las playas de la Joya ni Torrenueva, por haber cerrado el paso una propiedad privada. Punto negro.

En Motril, como todos los años y sin solución, las Ramblas de Capuchinos y de los Álamos vierten al mar las aguas fecales en la playa de las Azucenas, cuando no son usadas para regar hortalizas en las vegas próximas. Por eso todos los años Sanidad prohíbe el baño en esta playa. La planta de residuos agrícolas de Motril que ha estado cerrada por esta situación y el antiguo vertedero de Motril, colaboran alimentando estas ramblas con sus lixiviados. Bandera negra.

Ahora se reconoce que sí hay contaminación atmosférica en el Puerto de Motril, pero la culpa es de otros, no de la actividad portuaria. Punto negro.

En la Playa de Poniente desaguan varios balates (acequias) como el de la Culebra o el de camino Patria, que siguen recogiendo recogen las aguas residuales de muchas edificaciones ilegales de la vega, de las industrias del Polígono Alborán y de varios almacenes, “abonando de paso” la Charca de Suárez, la joya verde de Motril.

Este año los temporales se han llevado gran parte de la playa en Playa Granada, a pesar de los miles de metros cúbicos de arena aportados el año pasado y que se fueron en dos semanas. La última regeneración está envuelta en la polémica pues se tocaron los fondos marinos declarados Zona de Servidumbre Arqueológica, ZSA, por lo que se espera la intervención sancionadora de Cultura. Entre el negro futuro de esta playa y lo que está costando a las arcas públicas en un intento – perdido desde el principio- de enfrentarse a la naturaleza, concedemos Bandera Negra a Playa Granada

Salobreña. La actuación junto a la desembocadura del Guadalfeo de instalar un “aparcamiento de barcas” a costa de eliminar un paraje de un gran valor ecológico, ha supuesto la apertura de un expediente sancionador y la pérdida de metros de playa para los ciudadanos. Punto negro. Toda la costa entre Salobreña y Almuñécar se encuentra jalonada de urbanizaciones y chalés que no disponen de alcantarillado ni, por supuesto, tratamiento de aguas residuales, por lo que no resulta difícil adivinar a dónde van. Punto negro.

La Playa de Enmedio, en Almuñécar se encuentra amenazada por la construcción de una urbanización, disfrazada como de muy respetuosa con el medio ambiente. Punto negro.

Almuñécar ha decidido autoexcluirse de la oferta turística y espanta a los visitantes con obras inacabables en las playas, zona azul para aparcar en casi todo el término municipal -¡a quien no le guste que se vaya! dice su alcalde- y una gestión de los residuos excelente, ya que para depositar la basura en los recipientes adecuados, se debe de ir a las afueras – donde se encuentran por docenas- , lo que supone un buen ejercicio físico que acrecienta el atractivo de la villa. Punto negro.

En la Punta de la Mona los chalés se siguen construyendo sobre el mismo acantilado, mientras costas va persiguiendo chiringuitos y actividades playeras como la elaboración de espetos de sardinas. No sabemos aún que haya emprendido ninguna acción por estas construcciones ilegales. Punto negro.

En Cantarrijan sólo se controlan los coches en verano, en invierno siguen bajando sin problemas ni impedimentos, y el paraje Maro Cerro Gordo, paraje natural marítimo terrestre, se encuentra rodeado por nuevas construcciones y proyectos varios. Punto negro por su gestión.

La pesca de arrastre sigue. Parece que no hay medios para controlarla, a pesar de pescar casi en la orilla y a cualquier hora del día. De nada sirve que una parte importante de la costa se considere LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) como acantilados y fondos marinos Calahonda-Castell de Ferro, fondos marinos Tesorillo-Salobreña, acantilados y fondos marinos de la Punta de la Mona y acantilados de Maro-Cerro Gordo y desde este paraje hasta el cabo Sacratif se considera Zona de Servidumbre Arqueológica, ZSA. También se está notando cada vez más la pesca submarina con fusil, actividad prohibida pero que nadie vigila.

Un cero negro para estas prácticas y su autores y para los encargados de evitarlo, ya que estas actuaciones se realizan a diario en zonas de escasa profundidad y muy cerca de la orilla.


Portafolio

Restos de Fitosanitarios Construcciones en Punta de la Mona Muro en la Playa de la Joya Destruccion de una isleta en Carchuna Descarte de peces Arrastrero en Playa Granada

Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2546356

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Temáticas  Seguir la vida del sitio Urbanismo y Territorio   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License