Granada por una Nueva Cultura del Territorio
Envía una carta de protesta al Presidente del Gobierno

Ecologistas denuncia que la Administración quiere ahogar las protestas contra el trasvase del río Castril

Sábado 11 de septiembre de 2010 por Correos de la Vega

El poder es el poder, no podía consentir que los habitantes de Cortes de Baza defendieran pacíficamente sus derechos, por eso ha querido ahogar las protestas.Ecologistas en Acción explica cómo en un comunicado. Léelo y difúndelo. Que se sepa. Envíale también un texto de protesta al Presidente de Gobierno.

Lo de Cortes era grave, sus habitantes tuvieron la osadía de defender su río, su vega, su territorio. Eso nunca se ha entendido desde el Poder, que siempre ha funcionado ordeno y mando y pueblo sumiso. Los hechos son claros; una obra ilegal, amparada en un decreto declarado nulo por el Tribunal Supremo. Los habitantes de Cortes que expresan su protesta pacíficamente ante el atropello de sus derechos y forma de vida. La difusión masiva de la noticia, con vídeos incluidos, por Internet (casi único espacio para hacer efectiva nuestra libertad de expresión). Indignación… ¿Qué hacer? Sencillo, lo de siempre, no hay que inventar nada; hay que dar una lección, hay que meter miedo, hay que ahogar la protesta, hay que borrar la palabra. TTenemos que enseñar los dientes para que aprendan que no se puede protestar. . Es decir; la doctrina histórica del Poder. Y los que han diseñado este plan de aplastar la protesta son los que vemos de vez en cuando en los medios de comunicación granadinos hablando con desparpajo de la democracia, de la libertad y de todas esas cosas. Leed, leed el comunicado de prensa de Ecologistas en Acción. Leed, leed. Y difundid, difundid, tenemos que utilizar los espacios que nos dejan para distribuir nuestras noticias, nuestras luchas, nuestra forma de ver el mundo. Reenviad a todos vuestros contactos. Que se sepa.

A continuación tienes dos apartados: El comunicado de prensa de Ecologistas y un texto para que se lo envíes, si lo consideras oportuno, al Presidente del Gobierno. Recuerda; no podemos permanecer callados.

________________________________________

La Administración trata de ahogar el movimiento ciudadano en contra del trasvase del río Castril a base de multas y denuncias.

Comunicado de Ecologistas en Acción.

Más de 40 ciudadanos han recibido personalmente y en su domicilio denuncia de la Subdelegación del Gobierno donde se les informa que por concentración no autorizada (en el campo, en sus tierras o las de los vecinos) se les van a imponer multas de 3000 y 4000 €, según los casos.

Se da la circunstancia que en los diversos atestados emitidos por la Guardia Civil se especifica que no ha habido violencia ni daño alguno.

JPG - 234.1 KB
La prueba del delito: ciudadanos que pacíficamente protestan en sus propias tierras ante una obra ilegal que conculca sus derechos.

Esta es una forma de intentar acallar la protesta ciudadana, de hombres y mujeres del campo, que ven como unas obras -que se amparaban en un Decreto que ha sido declarado nulo de pleno derecho por el Tribunal Supremo- están acabando con sus tierras y su forma de vida.

También se han presentado denuncias contras personas destacables del movimiento ciudadano, esta vez por la vía penal, en otro claro intento de machacar la protesta por la vía del miedo.

No sólo se limitan las fuerzas del orden a denunciar a los vecinos, sino que han sugerido que los videos de las actuaciones colgados en internet, pueden suponer problemas para sus autores y que mejor los quitaran, cosa que han conseguido, en un claro ejemplo de coacciones contra la libertad de expresión.

También se ha colocado la Guardia Civil en los cruces de carreteras de acceso a la localidad de Cortes de Baza, donde después de identificar a las personas, se les decía que sería denunciados si acudían a lo que la benemérita llama manifestación.

Este estado de excepción de facto, no tiene parangón en la historia de la democracia, ya que se les está impidiendo a personas ejercer sus legítimos derechos de protesta ante una actuación ilegal y donde se está ejerciendo la fuerza contra personas pacíficas que se sienten atropelladas por intereses poco claros e injustificables.

La administración va a los hechos consumados para que cuando la justicia dé la razón dentro de unos años a los campesinos, ya sea imposible deshacer las obras.

Se están mandando miles de escritos al presidente del Gobierno pidiéndole que intervenga directamente y se acabe el estado de excepción de tipo franquista en Cortes de Baza

_____________

Texto a enviar al Presidente del Gobierno

Sigue los siguientes pasos:

- Entra en la página oficial https://portal-scc.presidencia.gob.es/ciudadan@s/contacto.jsp

- Rellena los datos

- Corta y pega el texto que hay abajo y envía.

Sr. Presidente del Gobierno:

Quiero manifestarle mi sorpresa e indignación por la represión gubernativa que se está ejerciendo contra los habitantes de Cortes de Baza (Granada) debido a sus protestas contra unas obras declaradas ilegales por el Tribunal Supremo y que continúan contra toda lógica.

La Subdelegación del Gobierno en Granada ha procedido a abrir expedientes sancionadores a 40 (por ahora) agricultores de la zona, con amenazas de sanciones de 3000 y 4000 € por concentración pacífica y sin daños (según atestados de la Guardia Civil) en sus tierras o las de sus vecinos.

Ha habido amenazas veladas contra las personas que habían puesto videos de la situación en internet, para que los quitaran, por las consecuencias que les podían acarrear y las fuerzas del orden se sitúan en las carreteras de acceso a la población donde identifican a todo el mundo y les amenazan con denuncias si van a apoyar las protestas.

Este estado de excepción no lo conocíamos desde los oscuros tiempos en que estas cosas pasaban.

No quiero creer que ud. sea consciente de la situación y la esté consintiendo, por lo que humildemente le pido que intervenga para que se aclare la situación de represión de facto que está sufriendo una población que lucha por sus derechos constitucionales dentro de un estado democrático.