Granada por una Nueva Cultura del Territorio

Vega, regadíos y ciudadanos

Paco Cáceres. Salvemos la Vega-C.G. Nueva Cultura del Territorio

Lunes 21 de febrero de 2011 por Correos de la Vega

Hablar de regadío en la Vega de Granada es hablar de agricultura, pero también de paisaje, biodiversidad, acuífero... Si se ponen en marcha los planes sobre el agua de la Junta, la Vega puede verse afectada y cambiar su fisoonomía de forma radical. Los ciudadanos tenemos mucho que decir en ello.

Paco Cáceres. Salvemos la Vega-C.G. Nueva Cultura del Territorio

Cualquiera que lea que se celebrarán unas jornadas sobre regadíos en la vega pensará que la cosa no va con él si no es ni agricultor ni técnico. Es una equivocación. El equipo de comunicación de Salvemos la Vega estamos elaborando un documental sobre el tema, que veremos en las jornadas, y descubrimos cuán ligados están los problemas de la Vega con los de Granada. Me explico.

Para empezar hay que tener en cuenta una primera consideración; las acequias no sólo llevan el agua a las fincas para regar los cultivos; son corredores verdes llenos de biodiversidad con vida vegetal y animal, que van creando paisaje, servicios ambientales y recarga del acuífero, por tanto, como dice Ricardo Ávila, técnico, el agricultor sólo hace uso de una parte del agua que le llega, la otra parte nos beneficia a todos los ciudadanos.

La Junta de Andalucía habla de cambiar el sistema de riegos para ahorrar agua; para entendernos; quiere meter el goteo en la vega; Ricardo Ávila sigue avisándonos; aparte de la biodiversidad, servicios ambientales y recarga del acuífero, las acequias son el sistema perfecto para desaguar la vega cuando llueve mucho, si las acequias desaparecen, sería una catástrofe para la vega.


Hablamos de riegos, pero no exclusivamente, hablamos también de paisaje, de biodiversidad, del alma de Granada, de la despensa que dio de comer -y sigue dando- a los granadinos de todas las épocas históricas.


Y si sigue adelante CETURSA con su idea de que los ríos nazcan en la Sierra y desemboquen en los cañones de nieve artificiales, las cuencas del Monachil y el Dílar no serán las mismas, matarán la bioddiversidad, los ecosistemas, el paisaje, los cultivos... Adiós a los Cahorros, adiós a los parajes del Dílar, adiós a nuestros agricultores y adiós también a la Sierra, herida como está con la Universiada y las barbaridades.

Hay más, si la ley de aguas andaluza se pone en marcha, los agricultores tendrán menos peso que CETURSA u otras empresas y éstas se adueñarán del agua con los fines que todos conocemos. Aparte, se podría multiplicar por 10 o más el precio del agua para regadíos -y para nuestro consumo-. Si a eso añadimos lo del goteo que incrementaría enormemente los gastos de montaje y mantenimiento, estaríamos en una situacion en la¡ que los agricultores, con márgenes de rentabilidad bajísimos, se verían empujados a abandonar sus explotaciones.

Hablamos de riegos, pero no exclusivamente, hablamos también de paisaje, de biodiversidad, del alma de Granada, de la despensa que dio de comer -y sigue dando- a los granadinos de todas las épocas históricas. Las administraciones pueden estar ciegas, nosotros no; nosotros sabemos que hablamos del futuro ya que en los tiempos que corren disponer de unos suelos tan ricos como los de la Vega, es todo un lujo. Nos decía Antonio Hurtado “El Niñillo”, agricultor; “no sabemos qué puede venir, pero si sabemos que en el pasado esta vega ha quitado mucha hambre. Cambiar vega por cemento es un trágico error; es no pensar en el futuro”.

En definitiva, los agricultores nos crean zonas verdes, paisaje, cultivos, nos tienen el acuífero a punto... y las administraciones venga a apretar las tuercas, a poner la soga al cuello. Sobran tres millones de viviendas y dicen que hay que incentivar la construcción, sobran millones de coches y aprueban planes para vender más, pero si un año hay demasiada cosecha de un producto dicen que se las arreglen como puedan, que hay que ser previsores. Agricultura cenicienta.


En la Vega ya caminamos hacia ello; una Coordinadora en defensa de la Vega y la Agricultura formada por Comunidades de regantes, GRAECO, Salvemos la Vega y otros colectivos, debatimos, hacemos rutas por las acequias, buscamos alternativas, creamos asociaciones de mayores que lleven la vega a las escuelas, nos conocemos y rompemos hielos...


En estas jornadas que abordamos el jueves 24 de febrero y 3 de marzo hablamos de ciudadanía, hablamos del futuro de Granada, hablamos de lo que le dejaremos a nuestros nietos del patrimonio que nos prestan. También hablamos de organización, de la necesidad de alumbrar Otra Granada con más sentido común, con más sentido de futuro, con sostenibilidad de la de verdad. En la Vega ya caminamos hacia ello; una Coordinadora en defensa de la Vega y la Agricultura formada por Comunidades de regantes, GRAECO, Salvemos la Vega y otros colectivos, debatimos, hacemos rutas por las acequias, buscamos alternativas, creamos asociaciones de mayores que lleven la vega a las escuelas, nos conocemos y rompemos hielos... Estas jornadas son una expresión de nuestra voluntad.

Ven a las jornadas; hablamos de Granada, de su futuro, porque no concebimos un mañana sin vega, sin agricultores, sin el paisaje lleno de sabores, colores, luz , cantos y la sabiduría y el esfuerzo de nuestros antepasados. El uso que hagamos del agua, los regadíos, el reconocimiento que le demos a nuestros agricultores son importantes para que Granada siga siendo despensa y belleza. Ven a las jornadas.

Para informarte de las Jornadas entra en http://www.otragranada.org/spip.php?article379 El lugar donde se celebrará es accesible a discapacitaddos físicos


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 2299597

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Temáticas  Seguir la vida del sitio La Vega de Granada   ?

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

Creative Commons License