Granada por una Nueva Cultura del Territorio

Diario de la tala del pino de Hospital Real. ¿Por qué?

UGR. Talan un pino cuyo troncco no se abarcaba con un abrazo y después debaten de la Agenda 2030
Martes 27 de octubre de 2020 por Veguita de Graná

¿Por qué taló la UGR el inmenso pino del Hospital Real? Keka Sánchez sigue los pasos de las decisiones que llevaron a la muerte de un monumento dentro de otro monumento. Confiaba, confiaban, en que la UGR pudiera cambiar su decisión. No, no lo hizo. Keka hace un recorrido por instituciones y por el valor del pino talado. A lo largo del artículo, con argumentos sólldos, se pregunta cómo la UGR puede talar el pino y cuatro días después abrir el debate sobre la “Agenda 2030”. Pero hubo una pequeña resistencia. Un grupo de ciudadanas se opusieron con su presencia a la tala. Desde otragranada.org damos las gracias a Keka y Julia por este artículo. Al mismo tiempo reiteramos que esta página está abierta a colaboraciones en defensa del planeta y de nuestros lugares. Tanto a nivel ambiental como social.

JPEG - 292.2 KB
Uno de los últimos atardeceres de este hermoso ejemplar

Texto: Keka Sánchez

Imágenes: Julia Ortiz y cedidas por FFF Granada

¿Cómo empezó todo?

Nos enteramos de que la UGR iba a talar un enorme ejemplar de Pino de Alepo que se encontraba en el jardín de la fachada principal del Hospital Real, sede de su Rectorado. Acudimos allí para recoger en imágenes la situación en que se encontraba el árbol y documentar los desperfectos que estaban despertando la alarma que llevaría a tomar esta drástica actuación.

¿Era el pino un peligro? Pedimos el informe que lo acreditara

Nos sorprendió que, a simple vista, estos daños eran incipientes, que indudablemente precisaban de una actuación para prevenir daños mayores, pero que talar el pino debería de ser una opción sustentada en un informe técnico adecuado a la normativa que protege a este ejemplar.

JPEG - 336.4 KB
Daños que se observaban en la obra, realizada en los años 80, fecha probable en la que se ubicó el pino

Por ello redactamos un escrito para presentarlo en el Registro General del Rectorado en el que solicitábamos copia del informe para conocer las circunstancias que aconsejaban la tala y, si fuese el caso, presentar un contrainforme que propusiera medidas alternativas a ella.

No habia noticia de ningún informe sobre el pino

En el registro no se tenía noticia de dicho informe a dos días de que se procediera a la tala y ello desató todas las alarmas, nos hizo pensar que sería una actuación rutinaria ajena a cualquier normativa por lo que remitimos el escrito por triplicado dirigiéndonos directamente al Rectorado, a la Oficina de Infraestructuras y Patrimonio y al Área de Jardines a través de Gerencia. Acudimos a la oficina del Complejo Administrativo Triunfo, al Área de Jardines de la Unidad Técnica, para hablar con el responsable del proyecto y solicitarlo desde allí mismo. Pero nos informaron que dicho proyecto no estaba concluido y que aún no se había enviado al Ayuntamiento de Granada para su estudio y posterior concesión de la licencia.

Los que mandaron talar el pino no querían ningún infrome alteranativo

Nos dimos de bruces con un problema que parece impregnar todo este tipo de actuaciones y precipitan la toma de decisiones desde un punto de vista poco objetivo y que va a ser difícil solventar si no se toman las medidas genéricas oportunas, el miedo.

Las personas que tomaron la decisión de talar el árbol temían que llegara un vendaval y derribara el enorme árbol causando daños tanto materiales como personales y tuvieran ellos que cargar con la responsabilidad. Y ese temor también les impedía asumir la redacción de un plan alternativo que no sería tan garantista como quitar de en medio la amenaza.

¿Talas preventivas? Necesitamos medidas que preserven nuestro patrimonio meidoambiental

Pero qué porvenir nos espera si las talas “preventivas” se llevan por delante a cualquier árbol maduro que inquiete la imaginación de las autoridades. Pensamos que se debería trabajar en este sentido para crear mecanismos de responsabilidad “suprapersonal” que alivien a los equipos técnicos de la sensación de premura que impide optar por medidas encaminadas a salvaguardar los ejemplares. Medidas que, desde enfoques multidisciplinares, recojan diversos puntos de vista técnicos para lograr acciones realmente encaminadas a preservar nuestro patrimonio medioambiental.

¿Menosprecio hacia el pino? Se tata de una especie autóctona

En el transcurso de esta conversación con uno de los responsables de la Unidad Técnica de la UGR, pudimos tener constancia de cierto menosprecio hacía el pino por tratarse de una espacie no protegida, un simple pino carrasco tan habitual en nuestras tierras. Y ello nos pareció un argumento que también debe replantearse ya que, desde un punto de vista medioambiental, le da un valor incalculable. Se trata de una especie autóctona naturalmente aclimatada, más resistente a las altas temperaturas y falta de precipitaciones que venimos padeciendo e irán acentuándose a medida que evolucione el cambio climático.

JPEG - 539.8 KB
El pino tendría unos 42 años y ya superaba la altura del edificio, su tronco no se podía abarcar con un abrazo

Este pino era pulmón y hábitad de avifauna local

Este pino era uno de los pulmones más sanos con los que contaba la Zona Centro de la capital para capturar el CO2, y lo hubiera seguido siendo durante muchísimos años. Probablemente, otros árboles urbanos habrán desaparecido incapaces de sobrevivir este clima extremo.

También debería haber sido protegido al constituir un hábitad específico para la avifauna local y para especies de insectos autóctonos, ya que otros ejemplares ornamentales con los que se están “adornando” las calles son una invitación para las especies invasoras.

El pino talado formaba parte del Inventario de Bienes Patrimoniales de Granada

No es que tuviera más valor medioambiental que cualquiera de los centenares de árboles que se han talado en nuestra capital y su área metropolitana este año 2020, los 300 olmos, melias y arces de la calle Palencia o los últimos 25 pinos que quedaban en la calle Pío Baroja en Churriana de la Vega, por poner un ejemplo.

JPEG - 362.9 KB
Imágenes de google que aún muestran los árboles cortados en Granada y Churriana de la Vega

Lo que hubiera debido prevalecer en este caso es que este pino Alepo, en particular, formaba parte del Inventario de Bienes Patrimoniales de Granada y asumir su perdida debía haber sido producto de unos informes técnicos tan escrupulosos como si se tratase de una piedra cualquiera de nuestros edificios monumentales.

El pino mismo era un monumento que debía haber estado protegido

Al formar parte de un conjunto monumental se convertía, él mismo, en monumento, y debía haber estado protegido por toda la normativa que en cuanto a Patrimonio rigen a nivel institucional, municipal, regional, estatal y comunitario. Cada uno de estos organismos despliega una normativa exhaustiva para proteger esta herencia común. Pero ninguna de ellas se ha respetado ante un precario informe que a dos días de la tala no estaba aún concluido, ni mucho menos presentado ante quienes hubieran debido acreditar su idoneidad.

Ni la Policía Local pudo parar la tala

El Ayuntamiento de Granada debería haber concedido una licencia municipal, pero ni la presencia de la Policía Local para reclamar ese permiso pudo frenar la tala. Aún careciendo del permiso continuaron los trabajos aduciendo verbalmente la “urgencia” de tomar esta medida.

JPEG - 485.7 KB
Tres momentos de la tala, la imagen central enviada por una vecina que lamentaba perder “su paisaje”, "su jardín" como ella lo llama

¿Porqué, a pesar de que nos parecía imposible parar la tala, intentamos movilizarnos para evitarla? Creímos en la UGR

La respuesta es que pensábamos que nos dirigíamos a una institución que sería capaz de reaccionar a tiempo, la Universidad de Granada.

La UGR está inmersa en sus replanteamientos para adaptarse de urgencia hacia unos objetivos compatibles con la agenda 2030 y los ODS, es consciente del problema que enfrentamos a nivel local y global, y está dispuesta a desempeñar el papel de liderazgo que le corresponde desde la innovación y visión multidisciplinar de sus departamentos. Nos parecía un interlocutor receptivo, capaz de valorar una opinión externa y al menos agotar las posibilidades de actuación antes de acometer lo irreversible.

Gran indignacion. Se adhieren a iniciativas sostenibles, pero…

Nada produce mayor indignación social que contemplar cómo quienes se adhieren a las iniciativas sostenibles y reciben por ello las ayudas previstas por la unión Europea, por ejemplo, eluden su responsabilidad ambiental sorteando las leyes y normas que deben ser de estricto cumplimiento.

JPEG - 102.1 KB
Pancarta que colocamos para mostrar nuestra petición a los granadinos, que en su paseo no imaginaban que aquel intenso olor a pino significaba la tala del ejemplar

Talan el pino y después debaten el papel de las Universidades en la Agenda 2030

Cuatro días después de la tala, cuando aún se está triturando la biomasa del pino, se constituye el Comité de Dirección del Plan Estratégico UGR y se publican las «2030, propuestas para el debate» (1), un documento de 55 páginas, donde se plantea el papel de las Universidades Españolas a la hora de abordar la Agenda 2030 y lograr así nuevas formas de financiación.

Buscar estrategias de financiación que garanticen una educación superior de calidad y permitan dignificar el trabajo de los equipos de investigación es un objetivo muy legítimo y esperamos que se logre. Pero también consideramos que se debe cuidar con esmero cada acción emprendida, grande o pequeña, asumiendo los objetivos de la agenda y con la forma de proceder en el caso de la tala del Pino monumental se han vulnerado varios principios.

JPEG - 596.7 KB
Varios días después de la tala aún seguían los trabajos para despejar la zona, es difícil deshacerse de un gigante

Lo que más nos preocupa es que no se trata de una medida aislada

A quienes tenemos la atención centrada en la Emergencia Climática no se nos escapa que se tienen actitudes “arboricidas” desde todas las instituciones. Y lo deplorable es que en muchos casos se están recibiendo millones de euros de fondos europeos destinados a llevar a cabo estrategias de desarrollo urbano sostenible y estos organismos no están teniendo en consideración que el árbol maduro es un activo imprescindible y su conservación es tan relevante o más que plantar nuevos ejemplares.

Si hacemos continua referencia a los fondos Europeos es por una cuestión que nos inquieta mucho

Ya estamos empezando a comprender que legaremos a nuestros jóvenes un planeta maltratado y esquilmado y se están liberando fondos para intentar que no sea un planeta enfermo de muerte. Debemos de exigir y velar para que al menos ese dinero se emplee en aquello para lo que está previsto. Si no es así... no solo tendrán tierras muertas, también una deuda, como la copa de un pino, a pagar de por vida.

JPEG - 928.7 KB
Las palabras sobran ante esta imagen

Estuvimos allí

Asistimos a la tala un pequeño grupo de ciudadanas, el sábado ya no podíamos concentrarnos más de 6 personas, FrydaysForFuture Granada (2) estuvo allí presente y difundió esta noticia en sus redes, mostrando una vez más su profundo amor por el planeta y cada uno de los seres que lo sustentan

Notas

(1)https://canal.ugr.es/wp-content/upl...

(2) https://twitter.com/FFFGranada/stat...


Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | | Estadísticas del sitio | Visitantes : 383 / 4040818

Seguir la vida del sitio es  Seguir la vida del sitio Temáticas  Seguir la vida del sitio Ecología urbana   ?

Sitio desarrollado con SPIP 2.0.26 + AHUNTSIC

Creative Commons License